los mejores ejercicios hipopresivos

LOS MEJORES EJERCICIOS HIPOPRESIVOS

 

Los mejores ejercicios hipopresivos son los que consiguen mejorar la calidad de vida de las personas. Cuando una persona es diagnosticada por una profesional de la salud en la menopausia, con una diástasis, con incontinencia urinaria o en un posparto es necesario ponerse en manos de una instructora de hipopresivos para que te ayude a aprender la técnica y tengas un seguimiento semanal de tú evolución. Según cual sea el diagnostico de tú fisioterapeuta, matrona o ginecólogo no dudes en consultarme.

 

HIPOPRESIVOS PARA SUELO PÉLVICO

 

 

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos, vejiga y uretra, útero y vagina; y recto en una posición adecuada para su normal funcionamiento.

Debemos imaginarnos como si fuera un puente colgante, en este puente imaginario tendríamos el hueso sacro en un extremo (donde finaliza la columna vertebral) y en el otro lado el pubis. Los «cables suspensorios», que gracias a su tensión mantendrían el puente firme, serían principalmente los ligamentos de sostén. Estos unen las estructuras óseas con los órganos pélvicos, que se encontrarían colgando de este puente. Por último, el suelo del puente lo formaría un plano muscular. Una lámina de tejido conjuntivo proporciona sostén, donde encontramos fibras de colágeno ordenadas en paralelo a modo de lámina, en el caso del suelo pélvico se llama fascia endopélvica). A diferencia de un puente estático, nuestro suelo pélvico no es rígido, es algo dinámico, que se adapta a nuestro movimiento, a los cambios posturales… y lo hace siempre manteniendo una adecuada tensión que sujete nuestra vejiga, el útero y el recto dentro de la pelvis. Cuando el suelo pélvico se debilita, las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función.

Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, molestias, prolapsos, dolor de espalda e incluso disfunciones sexuales. Consulta con tu médico para valorar en qué estado está tu musculatura pélvica. Los abdominales hipopresivos son la mejor herramienta para forlalecer el suelo pélvico y evitar que la calidad de vida disminuya.

HIPOPRESIVOS EN MENOPAUSIA

 

 

La menopausia es la época de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones. Suele ocurrir de forma natural, con mayor frecuencia después de los 45 años. La menopausia se produce porque los ovarios dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona.
Una mujer llega a la menopausia cuando no tiene período menstrual durante un año. Los cambios y los síntomas pueden empezar varios años antes.

Estos pueden incluir: Menstruaciones más o menos duraderas, más o menos profusas, con más o menos tiempo entre los períodos, calores y/o sudoración nocturna, dificultad para dormir, sequedad vaginal, cambios de humor, dificultad para concentrarse….
Algunos síntomas requieren tratamiento. Hable con su médico sobre qué hacer durante la menopausia. Asegúrese de que su médico conozca su historial clínico. Los ejercicios hipopresivos estan especialmente recomendados para esta etapa de la vida para fortalecer el suelo pélvico y aliviar los sintomas.

HIPOPRESIVOS EN POSPARTO

 

 

El puerperio o posparto es el periodo después del parto que engloba las primeras seis u ocho semanas después del parto habitualmente cuarenta dias. Es una etapa de grandes cambios en el cuerpo de la mujer, ya que todos los órganos involucrados en el embarazo y el parto vuelven a su estado anterior. El cuerpo de la mujer se irá recuperando progresivamente y, poco a poco, hay que ir adoptando una vida activa normalizando los hábitos cotidianos.

Es importante tomar conciencia de la necesidad de adoptar un estilo de vida saludable en relación con la alimentación, la higiene y el descanso para reducir la ansiedad que puede ocasionar la nueva situación y favorecer el bienestar. En la adaptación a los nuevos cambios es importante que tengamos en cuenta que nuestro cuerpo ahora tiene que recuperar su normalidad. Es conveniente connsultar con su médico que le informará de si puede continuar con su recuperación normalmente. Ante esta situación la realización de gimnasia abdominal hipopresiva ayuda en gran medida a fortalecer la faja adominal y el suelo pélvico, acelerando la recuperación en menor tiempo posible.

HIPOPRESIVOS PARA DIÁSTASIS

 

 

La diástasis se produce cuando los músculos rectos del abdomen se separan. Aunque lo habitual es que sea consecuencia del embarazo, cualquier persona puede tenerla. Aumento del volumen del abdomen, hernias umbilicales, problemas digestivos o incontinencia, son algunos riesgos. Este músculo, dividido en dos partes simétricas, se encuentra en la cara abdominal anterior y va desde las costillas hasta la parte superior del pubis.

Su función es mantener el cuerpo erguido, permitir la espiración, limitar la inspiración, proteger las vísceras y mantenerlas en su posición, y permitir la flexión del tronco y su inclinación. También interviene en el parto, la defecación, la micción, la risa, la tos o el estornudo.

Normalmente, la diástasis va asociada al crecimiento de la tripa por sobrepeso o durante el embarazo. Los rectos del abdomen están unidos entre sí por tejido conjuntivo rico en colágeno, una proteína que se altera con el estrógeno, hormona que aumenta su concentración en el embarazo, lo que debilita la unión entre estos músculos.

Como consecuencia de esta separación, aumenta el volumen del vientre, que adquiere un aspecto flácido. También pueden aparecer hernias umbilicales dado que la pared abdominal no es capaz de mantener las vísceras en su posición.

Por ello, la diástasis va más allá del problema estético. Esta lesión puede provocar la debilidad del suelo pélvico y generar incontinencia urinaria, prolapsos, descenso de un órgano interno a causa de la relajación de los músculos o ligamentos que lo sostienen, molestias en la espalda, dolor pélvico o problemas digestivos como gases, estreñimiento o malas digestiones. Ante esta situación lo más recomendable es consultar con su médico y una vez diagnosticado buscar soluciones a corto y medio plazo.

Realizando hipopresivos se logra recuperar el tono muscular en la faja abdominal, reforzando el suelo pélvico y evitando que la diástasis cause más trastornos de salud.

 

HIPOPRESIVOS PARA LA INCONTINENCIA URINARIA

 

 

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Los síntomas pueden variar desde una filtración de orina leve hasta la salida abundante e incontrolable de ésta. Puede ocurrirle a cualquiera, pero es más común con la edad. Las mujeres la experimentan el doble en comparación con los hombres.

La mayoría de los problemas de control de la vejiga ocurren cuando los músculos están demasiado débiles o demasiado activos. Si los músculos que mantienen la vejiga cerrada se debilitan, es posible que tenga accidentes al estornudar, reír o levantar objetos pesados. Esto se conoce como incontinencia de esfuerzo (o por estrés).

Si los músculos de la vejiga están demasiado activos, es posible que sienta una fuerte urgencia por ir al baño cuando tenga poca orina en la vejiga. Esto se conoce como incontinencia de urgencia o vejiga hiperactiva. Existen otras causas de incontinencia, tales como problemas con la próstata y lesiones neurológicas.

El tratamiento depende del tipo de problema que tenga y lo que le diagnostique su médico. Puede incluir ejercicios hipopresivos que le ayudaran a fortalecer la musculatura pélvica y aliviar los sintomas producidos por el debilitamiento de la musculatura abdominal.

No dudes en consultarme si necesitas asesoramiento cuando te encuentres en cualquiera de las citadas circunstancias.

Abrir chat
Hola! Esta usted contactando con Paula Frieiro, Si desea realizar una reserva para sesión de Hipopresivos o Quiromasaje deje su mensaje y me pondré en contacto con usted lo antes posible. Gracias.